Conversamos con Montse Jiménez, licenciada en filología anglogermánica, docente de la Escuela Vedruna de Ripoll después de haber formado parte de su Dirección Pedagógica. Actualmente forma parte del equipo de innovación-TAC de Vedruna Catalunya Educació. Formadora, interesada en nuevos modelos pedagógicos y en el uso de las tecnologías como medio para impulsar el cambio.

Cada vez se habla más de los nuevos métodos pedagógicos y de la necesidad de cambiar el panorama. El perfil de los alumnos cambia, nacen con la Tablet casi en la cuna. ¿Cómo se deben aplicar las TIC en la nueva educación?

No podemos ignorar uno de los mayores avances con repercusión en todos los ámbitos sociales y profesionales. La tecnología debe de tener también un papel importante en el desarrollo de las competencias del siglo XXI, no podemos ignorar las múltiples facilidades que aporta en una sociedad plural, abierta y conectada.

Hay dos premisas importantes: en primer lugar debe de estar al servicio del proyecto educativo de un centro o comunidad ( no a la inversa) y debe de estar integrada en todos los ámbitos del aprendizaje.

Hay muchos modelos nuevos. El Montessori, el aprendizaje cooperativo o el propio house-learning. Para los que no los conocen, cuéntanos un poco de los más destacados.  ¿Con cuál te quedas?

Con cualquier modelo pedagógico que sitúe al alumno como protagonista, que facilite el trabajo cooperativo o colaborativo, que sitúe al profesor en el papel de acompañante o que tenga en cuenta la inclusión del alumnado y el desarrollo de las competencias o inteligencias múltiples. En definitiva, métodos que desarrollen la creatividad y autonomía del alumno y potencien el talento de cada uno. Estoy pensando en ABP, en aprendizaje basado en retos, en proyectos. El modelo de la flipped classroom, encaja también muy bien.

Todo aprendizaje debería conectar al alumno consigo mismo, con otros ( compañeros, docentes) y con la comunidad. Es difícil encasillarse en un método concreto. Creo más en la filosofía de centro escolar o del proyecto de centro:  enfocada a potenciar modelos que situen al alumno en el centro del aprendizaje. Deben de implicarse, imaginar, crear y compartir (pensemos tambien en alumno sMakers, en los labs…)

La educación en España no pasa por su mejor momento. ¿Crees que eso es debido a que seguimos los modelos tradicionales en vez de modernizarnos?

Hemos visto cambios en muchas facetas de la sociedad y la educación va a la cola. En primer lugar deberíamos de ponernos de acuerdo en qué se entiende por modernizar la escuela, deberíamos tener claro que el concepto va más allá de un espacio físico o de una metodología inspirada en un método pasajero .

Modernizar la escuela pasa por una integración: de todos los cambios que afectan a la comunidad, a los espacios, a las metodologías que deben de estar al servicio de adaptar las aulas a los aprendizajes del siglo XX.

¿Dónde crees que está el error más grande?

Hablaría de principales problemas en plural. Un primer problema es la estandarización de pruebas y modelos educativos. Tenemos un sistema basado en la estandarización de la educación (mismas pruebas, mismos objetivos, mismo currículum).

Otro problema es el miedo al cambio, a pensar que sin horarios marcados, sin clases magistrales o sin exámenes los alumnos no aprenderán. Yo aprendo cada día de mis alumnos.

El concepto debe cambiar. Éste es el error: pensar que el cambio es pasajero o fruto de una moda. El cambio es una responsabilidad.

¿Por qué crees que las escuelas tienen miedo al cambio?

¿Miedo al cambio o miedo a los resultados fruto de este cambio? ¿Miedo al cambio o al replanteamiento de roles, horarios, espacios, contenidos, etc. fruto de este cambio?

A menudo lo llamamos miedo pero hay que ir con cuidado, salir de la zona de comfort no sólo implica miedos. Puede también tener una parte de pérdida de comodidad, de rutina, de hábito… Debemos hablar de compromiso  y motivación para hacer frente a este miedo.

Compromiso con los jóvenes que están ahora en nuestras aulas y que tienen que convertirse en buenos profesionales y en ciudadanos responsables. Motivación sin la qué será muy difícil liderar el cambio. Motivarse para motivar.

¿A nadie se le ha ocurrido preguntar a los profesores directamente qué es lo que se necesita para llevar una clase a buen término?

Los profesores estamos ya en la fase de actuar sin ser preguntados. Vean sino qué hay bajo los últimos movimientos EdCamp o Betacamp. Bajo todas las formaciones y colaboraciones en red. Como vamos formando nuestro PLE sin ser preguntados.

¿Estás a favor de los deberes, o crees que el trabajo se debe hacer en clase?

Deberíamos de plantearnos algunas preguntas: deberes ¿para qué?, ¿con qué finalidad?, ¿cómo? ¿cuándo?

Si nos preguntáramos esto antes de encargar tareas muchas veces mecánicas y rutinarias en casa, seguramente el debate dejaría de cobrar sentido. Mandamos tareas que las completan pasándoselas por el grupo de WhatsApp o por el messenger de cualquier red social y nos quedamos tan tranquilos .

No existe la fórmula mágica. En todo caso la respuesta la tiene el docente que conoce el alumno, sus posibilidades y las finalidades de los aprendizajes. Lo que sí está claro es que debemos huir de la sistematización de deberes.

¿Y de los exámenes? ¿Es bueno para un alumno someterse a tanta presión para poder sacar de curso? ¿Hay alternativas más eficientes?

Podemos evaluar sin necesidad de exámenes. Deberíamos caminar hacia un método enfocado a una evaluacion holística.

Asimismo es cierto que debemos preparar al alumnado para superar situaciones de examen o pruebas, porqué por desgracia así está enfocada la sociedad y muchas veces el mundo profesional y laboral.

Los expertos habéis comprobado que no tiene sentido introducir tecnología en el aula sin una filosofía detrás, sin un “método”. ¿Qué es TPACK y por qué es tan relevante?

La tecnología en estado puro no tendría sentido.Por esto se habla de TPACK o en Cataluña por ejemplo de competencia digital docente como concepto que engloba la competencia digital instrumental y la competencia digital metodológica.

Lo importante que es que las habilidades del profesorado vayan más allá de la técnica y engloben contenido y pedagogía del contenido.

Desde Mirplay trabajamos para crear aulas que fomenten el aprendizaje cooperativo, que cada vez está ganando más terreno en el sector de la educación. ¿Crees que aprender los unos de los otros es un buen método de aprendizaje?

Imprescindible en la sociedad actual. No sólo hablando de alumnos. Todos aprendemos de todos en la actual comunidad educativa.

El trabajo colaborativo facilita el desarollo de las conocidas “Career and Life Skills”: colaboración, liderazgo, responsabilidad, interacción social, flexibilidad…

Una de nuestras apuestas son las aulas flexibles que permiten cambiar la disposición del aula fácilmente. ¿Crees que eso facilita el aprendizaje? ¿En qué sentido?

El espacio físico debe también de estar al servicio del proyecto educativo y un buen proyecto tienen en cuenta el trabajo colaborativo, los espacios versátiles y zonas flexibles enfocadas a diferentes tipos de aprendizajes.

Enseñar matemáticas o ciencia a través de juegos. Hace 10 años esto era impensable y ahora bastantes escuelas lo adoptan y funciona. ¿Este debe ser el camino?

Cambiaría el debe por el puede. Me gusta la idea del juego como elemento motivador, de implicación e integración. Si hacemos del juego sólo una herramienta para disfrazar el verdadero cambio; puede ser un peligro, como cualquier otro modelo pedagógico.

Una simple distribución de una clase, un diseño pertinente para cada objeto. ¿Hasta qué punto es importante para el aprendizaje?

Es otro elemento facilitador del proceso. Tenemos nuevas herramientas que nos ofrecen nuevas posibilidades y nuevos entornos que nos  facilitan nuevas maneras de trabajar. La “arquitectura” del espacio físico que conforma nuestras aulas es una pieza más del engranaje del cambio.

La educación emocional es muy importante para los alumnos. Hay varios estudios que indican que los alumnos que mejor saben controlar sus emociones sacan mejores resultados académicos. ¿Crees que es algo que los profesores deben mejorar?

Es muy difícil fomentar educación emocional si nosotros no estamos trabajados o no hemos hecho un proceso de crecimiento en este sentido.

El docente sigue siendo una pieza clave como acompañante del proceso de crecimiento de todo alumno. Los alumnos llegan a nuestras aulas con una  mochila muchas veces demasiado cargada, y tener la habilidad de ayudarles a suavizar este peso , es uno de los retos del docente.

Enlazando con preguntas anteriores, seguramente estaremos más preparados para afrontar los retos del aprendizaje del sigloXXI con una base sólida de trabajo emocional , y más importante, preparados para motivar a nuestros alumnos y ayudarles a afrontar el camino con optimismo y amor hacia la vida y hacia la contribución que quieren hacer en el mundo que les rodea.

¿Qué opinión tienes acerca de nuestra ZTool? ¿Crees que es una herramienta práctica para los alumnos?

Z-Tool es el ejemplo en formato “herramienta” de lo que debe de ser el aprendizaje hoy: versátil, flexible, adaptado a las diferentes necesidades y finalidades.No tiene en cuenta el dónde ni el cómo porque no importa. Cualquier sitio puede ser un buen lugar para aprender.

España 2025. ¿Qué panorama educativo crees que vamos a tener?

Cito a Sir Ken Robinson que el pasado mes de enero en el BETT LONDON habló de una educación orgánica, utilizando la metáfora del “organic food” ahora tan de moda. Una educación que tenga en cuenta todos los elementos para qué la planta se desarrolle: si creamos el entorno propicio , la planta crece sana y feliz. Más que fijarnos en la planta creemos el environment  para afrontar las necesidades de la sociedad del futuro. Espero una educación un poco más orgánica.